México. El día de ayer se reveló un video que demuestra que el grupo criminal de Los Zetas había instalado una pared falsa, que funcionaba como acceso a un pasadizo secreto para los reclusos del penal de Topo Chico, en Nuevo León.

Supuestamente la pared se realizó con el objetivo de sacar a las internas de sus celdas y llevarlas a la zona de hombres donde las violaban y explotaban sexualmente.

Dos internas, bajo las órdenes de Julio César González, alias El Yulli, castigaban a las otras mujeres encarceladas que se negaban a ser explotadas y las llevaban a una zona llamada Las Tapadas.

Con información de @marcocoronel

VO