México. Itzel Díaz Gordillo, de 25 años de edad desapareció el pasado 14 de agosto en el municipio de Ecatepec, Estado de México. 

Desde hace días doña Cruz busca a su hija; quien desapareció misteriosamente luego de visitar a su hijo en la casa de los abuelos paternos en la colonia San Agustín Segunda Sección, en dicho municipio.

Desaparición

La mañana del 14 de agosto, su hija Itzel Díaz Gordillo salió rumbo al Centro de Convivencia de Coacalco para convivir con su hijo de 8 años.

Lugar donde la abuela paterna de su pequeño le informó que ya había cancelado las visitas y le preguntó que si quería ver a su hijo de una vez la acompañará a su casa para que lo viera.

Itzel le avisó a través de un mensaje a su celular minutos después de las 10 de la mañana que iba en el carro con la abuela paterna de su niño rumbo a la casa de ella ubicada en la calle Sur 40 en la colonia San Agustín Segunda Sección para convivir con su pequeño.

Al ver que no regresaba a su casa ubicada en la comunidad de Los Héroes de la Independencia, intentó localizarla nuevamente a su móvil alrededor de las 15:00 horas, pero aseguró, fue imposible porque directamente la mandaba a buzón.

Al transcurrir las horas se angustió al ver qué su hija no llegaba y tampoco tenía noticias de ella, por lo que al día siguiente se presentó a realizar la denuncia por la desaparición de la segunda de sus cinco hijas.

Explicó que después de presentarse a la Fiscalía, se trasladado a la casa del padre del niño, donde la abuela materna les informó que Itzel si estuvo conviviendo con el menor y salió de su domicilio alrededor de las 17:00 horas, lugar donde la vieron por última vez.

Desde ese día, no hay pistas sobre el paradero de Itzel la joven madre que trabaja en un taller de costura.

Te recomendamos: Buscan a Itzel, desapareció en Ecatepec luego de ir a ver a su hijo

Por la custodia de su hijo

La joven mujer llevaba 5 años luchando por la guarda y custodia de su hijo, y de acuerdo con información en redes sociales acababa de ganarla.

Ella anhelaba recuperar a su hijo y retomar sus estudios para culminar su carrera profesional de Ingeniería Textil que dejó trunca para trabajar y poder dar la pensión alimenticia de su niño por el que se desvivía.

Doña Cruz recalcó que Itzel ya había ganado la guardia custodia de su niño, por la que luchó durante cinco años; sin embargo, el día que salió rumbo a la convivencia y que misteriosamente desapareció todavía no había sido notificada.

VO