-Publicidad-

México. Un joven fingió un secuestro para escapar de su trabajo, sin embargo, terminó detenido por la policía de Arizona, Estados Unidos.

Brandon Soules, un joven de 19 años, confesó a las autoridades haber fingido un secuestro para escapar de su trabajo.

Al dar con su paradero, cerca de la torre de agua de Coolidge, la policía lo encontró amarrado con las manos a la espalda y una banda en su boca.

Soules había denunciado que dos hombres enmascarados lo secuestraron, golpearon y finalmente lo abandonaron en un sitio desconocido.

Sin embargo luego de que lo localizaron, la policía lo terminó deteniendo.

Con información de Periódico Correo

PE