México. Judith era na mujer fuerte, positiva y con toda una vida por delante, ella soportó uno tras otro los maltratos de su esposo, hasta que la mató.

Siempre tuvo la esperanza de que él cambiara, pero el pasado 2 julio de 2020, le cortó la cabeza sin la las mínima piedad. Su esposo la mató en la localidad de El Venado, municipio de Ruiz, Nayarit.

-Publicidad-

Antonio Rodríguez alias Toño greñas, asesinó de una forma violenta a su pareja, degollándola para después darse a la fuga.

Te recomendamos: #JusticiaParaPinito Ofelia no se suicidó, su ex la ahorcó con un cargador

Ericka Judith Zacarías Sanabia, nunca recibió consejos de las personas que la querían, ella nunca escuchó. Jamás pudo dar fin a ese amor tóxico que tanto mal le estaba haciendo, dejó a dos hijas solas y una familia devastada.

«Ella era la única que podía cambiar su vida, tal vez su destino, si tan solo hubiera tenido más amor propio tal vez esto no hubiera sucedido. Pero el hubiera no existe», escribió uno de sus primos.

«Mi prima dormía con el hombre que amaba, él comía en nuestra mesa y aún así no se tentó el corazón, ni siquiera por sus dos hijas para cometer este acto tan cobarde».

¿Estaba embarazada?

Al principio de la investigación, un médico informó que Judith de 32 años de edad, tenía 20 semanas de embarazo. Sin embargo, después de los exámenes médicos, peritos confirmaron que no estaba embarazada.

Un tío de la víctima, indicó que alrededor de las 16:30 horas, escuchó discutir a su sobrina y minutos después salió de la casa la hija de Judith gritando “mataron a mi mamá”.

La menor de 15 años, reveló que su madre y su padrastro seguido discutían y al escuchar que cerraron la puerta, se metió al domicilio y vio a su progenitora con sangre y tendida en el suelo.

Presentaba una herida en el cuello y otra más en el costado izquierdo del abdomen, las cuales las provocaron con un cuchillo el cual quedó en la escena del crimen.

#JusticiaParaJudith

A través de redes sociales familiares y amigos crearon el #JusticiaParaJudith, aseguran que era una persona noble que no se merecía esa muerte.

Así recuerda su familia a Judith:

Judith

VO