La trampa de las vacunas vacías

Martín Alonso
-Publicidad-

Seguro se enteró del video que circuló en redes sociales donde una voluntaria del IMSS no le puso la vacuna contra Covid-19 a un adulto mayor. Bueno, pues hay varios temas que se deben tomar en cuenta.

Primero, porque no es un caso aislado, ya que se han documentado vacunas vacías a lo largo del país, en video, por lo menos otras cuatro. El teme es extraño y se ha prestado a diferentes teorías, no sólo por especialistas sino por los propios trabajadores de la salud.

En una entrevista con una enfermera del IMSS sobre las vacunas vacías, exhibió las mentiras detrás de las declaraciones del propio presidente y dejó por lo menos dos teorías que no parecen descabelladas sobre la mesa.

Ponga atención:

  • No fue un error. De acuerdo con la enfermera, antes de aplicar una vacuna, se sigue un protocolo básico de revisar si no tiene burbujas para evitar inyectar aire. También se revisa que la jeringa tenga la cantidad de líquido necesario. Y si esto no fuera suficiente, es muy obvio cuando no se inyecta nada, porque el émbolo no se mueve. Así que es casi imposible no darse cuenta que la jeringa está vacía.
  • No pudo ser un montaje. Si hay varias personas vacunando y todas están trabajando para el gobierno, es muy complicado que todas estén de acuerdo en no poner la vacuna. Además, hay personal del ejército y la estaban grabando, entonces se puede concluir que fue un descuido o una orden, eso sí puede ser.

Y por eso se derivan dos teorías:

  1. Que las están vendiendo. La enfermera comenta que esto ya ha pasado con otras vacunas. Alguna persona con dinero buscan a las enfermeras, les ofrecen dinero y ellas fingen que ponen la vacuna, guardan el vial -la botella donde viene líquido-, y se lo llevan a quien la haya pagado.
  2. Que es una orden directa de los jefes. Hay que pensar que los voluntarios y las enfermeras tienen un jefe directo, que podría decirles que finjan poner alguna vacuna que ya no esté. Todos están enterados y todos siguen la misma orden, tiene lógica. Esto explicaría por qué se han puesto vacunas por fuera a personas que no están en el rango de edad que corresponde a la vacunación y que ni siquiera trabajan en el sector salud. Es decir, que sólo estarían dando un placebo a los adultos mayores, los hacen creer que ya tienen la vacuna, aunque no la tengan.

Alguien tiene que investigar… ¿Quién nos puede dar respuestas? ¿Quién explica qué falló? ¿Por qué hay más casos con vacunas vacías? ¿Cuál es la verdad sobre este problema?