-Publicidad-

México. El 20 de febrero, Cecilia Flores Armenta encontró en una fosa los restos de su hijo Marco Antonio, quien desapreció el 4 de mayo de 2019 en Saltillo, Coahuila.

Cecilia dirige un grupo de familiares que buscan a sus familiares desparecidos. Luego de varios meses de búsqueda, encontró los huesos de su hijo, los reconoció por la talla del pantalón y la cartera.

“Mi amor hoy volví a buscar al mismo lugar donde ayer encontré los restos de una persona que puedes ser tu pero no logré recuperar un cuerpo completo eso me duele porque yo quiero un cuerpo completo quiero a mi hijo completo no quiero un hijo a medias tú no mereces”, escribió Cecilia.

Cientos de madres buscan a sus hijos en fosas clandestinas, en varios de los casos los encuentran enterrados y los reconocen por su ropa.

“Tú mamá llegó por ti, ya nos vamos”

Nora Lira buscó por dos años a Fernanda Sañudo Lira, desapareció en Sonora luego de visitar a una amiga. Nora se integró a un grupo de rastreadoras de Ciudad Obregón.

El 4 de octubre de 2020 acudió a un campo y al clavar una varilla encontró los restos de ropa de Fernanda. “Tú mamá llegó por ti, ya nos vamos”.

Una llamada alertó a la mamá de Sugey

El 9 de diciembre, la familia de Danna Sugey encontraron los restos de su hija en una fosa de Tijuana. La madre de la joven recibió una llamada donde le indicaban el lugar en el que estaban los restos de la joven.

Pruebas de ADN confirmaron que los restos eran de la joven de 20 años y madre de un niño. Su familia realizó brigadas de búsqueda para hallar a Danna.

IN