México.  Un chico senderista de 20 años, se disfraza de monja, para asustar a los deportistas que tiran basura de manera irresponsable en el Cerro de la Silla, Monterrey, Nuevo León.

Jesús, vecino de la colonia Valle del Roble, en Cadereyta, cada fin de semana acude a este emblemática montaña visitada por cientos de deportistas.

-Publicidad-

Aprovechando los días previos a la noche de Halloween, su idea ha cobrado miedo en las alturas, pero también conciencia sobre la cultura de no arrojar basura en estos senderos que se han vuelto espacios de salud.

Recorre veredas buscando a su siguiente víctima.

Saca sustos a los que tiran basura en el Cerro de la Silla.

Con información de Periódico Zócalo

VO