México. Sin importarles nada, la noche del martes, un grupo de feligreses abarrotaron la iglesia de San Hipólito.

Los creyentes, acudieron al templo para celebrar a San Judas Tadeo y agradecer los favores cumplidos, además de recibir la bendición.

-Publicidad-

Sin embargo, a pesar de las advertencias y las indicaciones de las medidas de sanidad, los devotos se presentaron en el recinto.

 Con información de Israel Lorenzana.

MV