México. La historia de la negligencia de la muerte de Jesús comienza en el salón de clases E6 cuando acompañado de sus compañeros y maestro tomaba clases.

Luego de un rato, Jesús se desmayó en el aula frente a la mirada de varios de sus compañeros y las reacciones no se hicieron esperar.

-Publicidad-

Te recomendamos: Ellos son los alumnos que han muerto en la UNAM

Mientras unos reían, otros se preocupaban por su estado de salud, el profesor pidió respeto por parte de los compañeros.

Entre algunos de los compañeros que se encontraban en el salón lo recostaron mientras Jesús se estaba convulsionando.

El profesor esperó mientras reaccionaba de la convulsión, luego terminó la clase y salió del salón.

Al salir, les pidió a algunos compañeros que se quedaran mientras la ayuda para Jesús llegaba.

Aproximadamente 8 alumnos se quedaron acompañando a Jesús mientras que uno de ellos fue a solicitar una camilla pero no contaban con ese recurso y le proporcionaron una silla de ruedas.

Mientras tanto, otros dos compañeros fueron a la enfermerá pero no quisieron acudir al salón debido a que podría presentarse una emergencias ignorando la situación que vivía Jesús.

Luego de un rato el estudiante no controló sus necesidades fisiológicas por lo que llamaron a servicio de limpieza y arribaron al lugar de inmediato.

Aparentemente una mujer llegó para tomarle el pulso al joven y le hacía preguntas pero éste seguía inconsciente.

Te Recomendamos: Estudiante muere dentro del CCH Azcapotzalco

La manifestación por Jesús

Posteriormente alumnos compañeros de Jesús denunciaron la evidente negligencia que se vive dentro del plantel ya que si le hubieran reanimado, talvez Jesús seguiría con vida.

Las primeras investigaciones determinaron que el joven había muerto de una deficiencia respiratoria pero en realidad convulsionó.

Luego de todo lo ocurrido, alumnos del plantel de Azcapotzalco salieron a las calles para manifestar su inconformidad respecto a la seguiridad de la escuela.

Cerraron las calles para exigir que se garantice la seguridad de los estudiantes dentro del plantel.

Hasta el momento las autoridades no se han nombrado al respecto mientras solo retumba la duda de que habría pasado si alguien le hubiera dado primeros auxilios a Jesús.

MR