México. El aumento de pacientes infectados por el virus SARS-CoV-2 que provoca el Covid-19, en México ha provocado que las autoridades se planten el quién vive o muere ante la crisis.

Sin embargo, esta no es la primera vez que este escenario se presenta ante el coronavirus, pues en otros países la crisis sanitaria obligó al sector salud a tomar dicha medida.

-Publicidad-

La falta de hospitales:

En Italia, el dilema por seleccionar quien vive y quien muere en su país, se originó luego de la sobresaturación en los hospitales.

Debido al sobrecupo algunas regiones tuvieron que atender a sus pacientes en las calles.

Además, con más de 10 mil casos de coronavirus, los recursos médicos comenzaron a agotarse, por lo que algunos pacientes no podían recibir un cuidado completo.

La falta de insumos representa una puñalada para el sector, ya que no solo afecta los pacientes con Covid-19, sino también a los que padecen otras enfermedades graves.

De acuerdo con un artículo de The Atlantic, este criterio se basa en un principio de maximizar beneficios al mayor número de personas, para garantizar que los pacientes con mayor probabilidad de éxito se traten primero.

Esto refiere a que puede “ser necesario establecer un límite de edad para acceder a los cuidados intensivos».

Aquellos demasiado mayores para tener posibilidades de recuperarse, serán abandonados a su suerte.

Es una decisión cruel, sin embargo, la sobresaturación en dicho país orilló las autoridades a considerar dicha posibilidad.

Anteriormente ya se aplicó la medida:

Históricamente, esta decisión ya se ha tomado, por ejemplo, en Seattle Estados Unidos, en el años de 1962, el doctor Belding Scribener, puso en marcha el tratamiento de hemodiálisis.

Este permitiría atender a los pacientes con insuficiencia renal crónica, sin embargo, las maquinas no fueron suficientes para la cantidad de pacientes que debían ser dializados.

Derivado de esta situación se creó el “Comité de Dios”, el cual estaba integrado por personas de diferentes áreas para analizar de manera profunda los pacientes que debían ser tratados.

Hay condiciones para decidir sobre otra vida:

Bajo estas normas, otros países han diseñado manuales y estrategias para este tipo de casos, en donde se toman decisiones en función a las características del caso.

Ya sea, la gravedad del cuadro, presencia de otras patologías, deterioro de otros sistemas, posibilidades de reversibilidad, deseos del paciente, voluntades anticipadas, si estas fueron expresadas, etc. Así en función de nuestros propios valores sociales y culturales.

En España, las autoridades aún temen llegar a estas condiciones, a pesar de que su sistema de salud quebró hace unas semanas debido a la gran cantidad de casos que se presentaron.

Pero al considerase en la fase de estabilización, continúan descartando esta alternativa.

En México, considerar esta medida refiere a que se a entrado en una fase critica de la pandemia.

Además de presentar la falta de insumos, equipo, personal médico y hospitales para dar atención a la cantidad de pacientes que ingresen.

Sin embargo, aunque algunas de estas situaciones ya se presentan en el país, las autoridades niegan que estemos en una fase critica, a pesar de que ya han considerado tomar medidas serias.

Con información de La Tercera / El Español.

MV