Ayer nos dimos cuenta que para algunos famosos e influencers importa más unos cuantos pesos que la dignidad y la democracia de su país.

Ayer por fin nos dimos cuenta que debemos cuidar a quién le regalamos un like o decidimos seguir en redes sociales.

Ayer entramos en razón de que los partidos políticos están dispuestos a todo con tal de seguir ganando dinero, nos usan a su antojo.

Ayer confirmamos que tenemos los influencers que merecemos. Y es que de acuerdo con varios reportes, en plena veda electoral, el Partido Verde Ecologista de México habría pagado sumas millonarias a famosos y opinadores para incentivar el voto a su favor.

No son seguidores del partido, no están metidos en la política, son personas con muchos seguidores cuya opinión fue comprada -de manera ilegal- para sembrar una opinión y una orientación de voto.

Pero no contaban con que los ciudadanos no somos tontos, y les salió el tiro por la culata. Sí, les entró una buena lana que ojalá disfruten, pero quedarán marcados como los que vendieron sus ideas por dinero. Estarán por siempre en la lista de los vendidos.

Por eso es importante revisar qué tipo de personajes seguimos. No le demos poder a personas que ni siquiera pueden defender su opinión, sus ideas y en lugar de eso, venden su imagen al mejor postor.

Si seguimos en esa misa dinámica, si no somos capaces de ver más allá de las redes sociales seguirán siendo candidatos, alcaldes, diputados y hasta opinadores, seguirá subiendo videos de cualquier cosa, seguiremos teniendo los influencers que merecemos.