México. Una niña de 13 años sufrió un doloroso y terrible episodio cuando un sillón de masajes se descompuso y le arrancó un pedazo de cabello en un centro comercial de Sinaloa.

Las personas que estaban el lugar dijeron que la menor se sentó y de pronto un pedazo de cabello quedó atrapado en la máquina, de inmediato comenzó a jalarlo fuertemente, hasta el punto de arrancarlo.

La niña gritó pidiendo ayuda por lo que sus familiares y personal de mantenimiento de la plaza se acercaron y lograron liberarla.

Con información de Excélsior