México. La sindica Sandra León Hernández, del municipio de Naucalpan, estaba en una reunión del cabildo, cuando vivió una situación vergonzosa al dejar su micrófono abierto.

Todo ocurrió cuando el primer síndico, Max Alexander Rabago emitiera su voto sobre el tema del día, la voz de la sindica panista se escuchó al dejar su micrófono abierto y sin darse cuenta en un primer momento pidió que le trajeran su ropa interior, ya que tenía frio.

«Tráeme mi ropa, mi calzón y todo para vestirme y ciérrame la puerta porque tengo frío», se escuchó durante la reunión.

Lo anterior provocó sonrisas y algunas risas de sus compañeros de cabildo, por lo que Claudia Oyoque, secretaria del ayuntamiento de Naucalpan, paró la votación y alertó a Sandra León que su micrófono estaba abierto y que todos sus compañeros la habían escuchado.

Al percatarse de lo ocurrido, la sindica pidió disculpas y dijo sentirse muy apenada por lo ocurrido mientras sus compañeros emitían su votación para el tema del día, por lo anterior, durante toda la sesión la sindica no activó su cámara.

Con información de Telediario

YC